Envíos a Lima/Provincia desde S/.8

Métodos de pago

Poesía: «Una extraña en mi puerta» por Carlos Cavero

Para Pablo era todo más sencillo, su matrimonio agonizaba luego…
Los cuerpos gravitan en una jauría. Endemoniadamente se perciben…
«El tacto de la araña», surge como instrumento de difusión…

Hoy supe que me extrañas
ésta fue la única vez
que la certeza llegó premeditada
volando en un paisaje
donde a rasgos de tormenta
se leía tras las alas
en rebotes de saliva
cuánta falta me hace escribir
sobre el temblor de tus labios

La vida se te marcha amiga mía
todo aquel decoro que en tus yerros
gemiste a canción breve y zarandeos
se retira hoy de tu cuerpo hecho retazos


apenas vas creciendo
y no danzas por encima de las fatuas
menos aun de las tablas
que en piedra determinan existencias indoloras

Hoy te vi retorcerte y en el arco de la sombra
cubrirte un ojo con el pelo
me di cuenta de que sigues hermosa
en aquellos rabiosos ataques por la espalda
contra ti misma

Acaso ese dulzor que experimentas coqueteando
con dosis cada vez más altas
hoy se ha vuelto agua corriente
y ya no se dispara tu sonrisa en cada diente
ni el deseo en tus pequeños genitales

Los pasos te llevan por delante hacia el gulag


decidida y cobarde encajas
vigía de a cortos plazos
dormida en un silencio de hematomas
lamidos ya por nadie
pero yo
pero yo
pero yo
por más que tengo la lengua decidida
sabes que siempre ando durmiendo
y cuando duermo soy voluble
y aun desde mi sutil correspondencia
lamería tu carne si es que acaso
el dolor te lanzara contra mi puerta
como una improvisada enfermera de batalla
que perdió a todos los heridos
a su mando.