Envíos a Lima/Provincia desde S/.8

Métodos de pago

Poesía: «ROBBIE» por Fernando March

Allá vas, sombra, dirigiendo jaurías bañadas de cobalto, en instantes…
Poemarios de la escritora chilena Andrea Ibáñez Martínez…
No hay más baúl azul que el viento sesgo, la…

Nota: Este poema fue el 2do clasificado en el concurso auspiciado por la unión mundial de “Poetas por la paz y la libertad” y la fundación “l´isola felice”.

Este niño nunca iba a crecer y llegar
a la edad viril.
Había nacido sano e inteligente, y en los
últimos cuatro meses habia demostrado un gran valor.
Pero el mundo nunca sabría lo que pudo haber realizado.
Era un guerrero caído a la edad de seis años.

                                     Mary Jean Chambers

Yo, nací libre, para crear. Para tomar el mundo,
al que Dios me había llamado. Sus manos modelaron mi alma
y entretejieron mi carne.
Vi la luz, al descubrir su manto , y fui testigo
del sendero que EL me había señalado.
Era libre para reir y llorar con mis hermanos.
Para correr por los campos ,cual viento desaforado.
Y sumergirme en las aguas fragantes ,esperando la hora,
en que alguien llegara a mi vida, con su mano protectora,
Era libre. Esperando.  A aquel que guiara mis pasos.
Era libre. Con esa libertad que solo Dios, en mí,
había confinado.

Era libre. Hasta el instante doloroso en que llegó, a mi vida,
todo el peso de tu mano.
Y sentí por vez primera la angustia de no saber
para que propósito ,DIOS, mi carne, había modelado.
Una carne que tu veías como algo repugnante. Por que nada en ella te pertenecía..
Como algo que tiene que modelarse a tu antojo, sin haberme siquiera engendrado.
Con correas, tenazas calientes , ácidos de batería y el vientre de una
secadora de ropa. Así, era  tu didáctica, día a día. . Para mí, que te sufría.
Mis manos aún destilan el plasma pegajoso  de las últimas llagas
que en ellas  inscribiste.
No quiero trapear pisos ,ni buscar pajitas en el jardín .
Por eso me encierras : por no saber la letras  y los números que me repudian.
¿Acaso tu presencia se ha hecho para que, yo, las ame ?
Siento el terror de no saber quien soy cuando vienes a ver mis pasos.
El sótano ,en que  me encierras ,es una garganta profunda hacia el ocaso.
Solo bastó un momento ,en que cansado de las sobras ,que me dabas,
mi hermanito ( tu hijo)  vió mi hambre  y me ofreció de su mano.
Te demostró cuan indigno eras, para él . Por eso decidiste  aniquilarme.
Fue la última luz que vió mis ojos ,cuando mi cuerpo desgajaste .
Doud me estrelló contra una silla .Y  ahora, estoy aquí, enterrado.
Y ,a todo esto ,… ¿DÓNDE ESTÁ MI MADRE?….