Envíos a Lima/Provincia desde S/.8

Métodos de pago

Poesía: «El poeta estúpido» por Walter Velásquez

Nota: Este poema fue el 2do clasificado en el concurso…
A los once años creía que las lámparas de kerosene…
Ella es dulce y buena con quien necesita su ayuda,…

Él solo escribe para llamar la atención.
Su objetivo no es ser considerado como uno de los poetas más destacados del país.
Pero utiliza su oficio a modo de sex appeal.
Frecuenta los mejores bares para seducir a las chicas, pero ellas ni bola le dan.

Él, todo terco, insiste en que le hablen o que se dejen seducir.
Llega a un punto donde se pone agresivo y pesado,
pero como moneda de cambio, recibe una buena bofetada.

Saliendo decepcionado, ebrio y molesto,
pasa por jirón Quilca para recitar ante aficionados al arte y a la vida bohemia.
Al recitar, uno de los aficionados lo pifia, causando que el poeta estúpido utilice su violencia como arma de defensa.

Entre patadas, golpes e insultos, lo dejan tirado mientras,
bañado en sangre, agoniza y llora.

Regresando a su departamento destruye todo.
Entre los escombros encuentra una botella de Cartavio.
Mientras bebe desenfrenadamente,
reflexiona sobre su existencia poética en el arte.
Tras terminar la reflexión,
se dirige a la ventana para dar el gran salto
el único que han conocido los poetas de esta índole:
El salto a la muerte.

Y así culmina otra ridícula y lamentable historia del poeta estúpido.